26 septiembre, 2022

«Espero encontrar algo de paz»: dijo la mamá de Julio Cabal

Los tres años que debieron transcurrir desde el asesinato de Julio Cabal hasta el juicio en donde se condenó a su asesino, Juan Cruz Gambini, significaron una espera sin final para los familiares y amigos del comerciante asesinado el 17 de septiembre de 2019.

Su madre, Inés Masino, comenzó transitando este camino con la expectativa de que la multitudinaria marcha a días de su asesinato sea un punto de inflexión en la sociedad santafesina en la lucha y la no tolerancia con la inseguridad, aunque tanto el tiempo como la dilatación de la causa conspiró contra el fervor popular que en su momento se hizo sentir pidiendo respuestas de funcionarios de Seguridad.

«La gente llega al hartazgo y en algún momento tiene que salir a decir «esto no va más». Pensé que iba a ser un antes y un después de la primera marcha pero lamentablemente no fue así, la gente se fue entibiando. Todos hemos vivido hechos de inseguridad, yo estoy en el podio con un hijo muerto, pero a todos alguna vez le han robado en la calle, les han abierto los autos, le robaron equipos», fue lo que expuso la mamá de Julio Cabal en las escalinatas del Palacio de Justicia luego de que se haya dictaminado prisión perpetua contra el asesino de su hijo.

«Yo espero poder descansar un poco más y encontrar un poco de paz. No sé si voy a poder encontrar a la paz algún día, no tengo más a mi hijo. La perpetua es un montón y me deja tranquila más que nada por todos ustedes porque hay un hijo de puta menos en la calle», afirmó.

Crítica a la Justicia

En una investigación que duró más de dos años desde que se recabaron las distintas pruebas que incriminaron al acusado junto con el aporte de más de 100 testigos se comprobó la culpabilidad de Gambini, con el aporte de un testigo que reservó su identidad al que postularon «clave» desde la fiscalía encabezada por la fiscal Ana Laura Gioria para encontrar al culpable.

Puntualmente sobre esta acción de «encontrar un culpable», Inés Masino postuló entre lágrimas luego de la sentencia en Tribunales que «debía haber un culpable», aunque indicó: «Si se hubieran hecho las cosas bien y la Justicia hubiera actuado en el momento en el que tenía que actuar nosotros hoy no estaríamos acá y mi hijo estaría con vida».

Cuestionando lo que fue la extensión y naturaleza del proceso judicial, la mamá de Julio Cabal lo caracterizó como «demasiado largo para el gusto de cualquiera». Y agregó: «Son los tiempos que maneja nuestra Justicia, ojalá alguien pueda revertir esto y se puedan comenzar a acelerar los procesos porque revivir todo lo que pasó tres años después es increíble».

Consultada por si la sentencia le genera alivio pasado el tiempo del asesinato de su hijo, Inés Masino afirmó: «El alivio es que hay una persona peligrosa menos en la calle. Me gustaría que se haga un poco de mea culpa la Justicia para ver por qué esta persona estaba suelta. Creo que eso también es parte de lo que tienen que reclamar ustedes como sociedad».

«Nada me va a devolver a Julio. La perpetua es mía, no de él. Se la merecía claramente pero la perpetua es mía», fue la frase que mencionó Inés Masino y resonó con mayor notoriedad, haciendo mención al traspié que le puso la vida al que enfrentó «con el apoyo de la familia y amigos».

«No puede ser que la vida de un pibe tan divino como lo era mi hijo termine así, que lo único que hacía era escuchar música, tomar una cerveza con los amigos, hacer poesía, era una persona valiosa.

«Jamás voy a bajar los brazos. Mi hijo no se merece que yo baje los brazos de ninguna manera, nunca los voy a bajar. Por eso dije que la perpetua es para mí, no para el», fue lo último que mencionó su madre, quien afirmó: «Todos los días lo recuerdo, lo tengo acá», destacó señalando su pecho.

Fuente: UNO Santa Fe

A %d blogueros les gusta esto: